logo luis
SOBRE LUIS
Periodista y entrenador infanto juvenil venezolano ATFA. Actualmente en Buenos Aires, Argentina, en constante desarrollo profesional. Trabajo con Gol de Vestuario AM 1240 Cadena Uno. Viajar es la mejor inversión y qué mejor que de la mano del deporte, mi gran pasión. Bienvenidos a mi forma de ver las cosas, bienvenidos a mi forma de ver el deporte, principalmente fútbol.
CONTACTO
Conectate con:
Wednesday / September 30.

De nada a todo: River Plate finalista de la Libertadores 2018

Insólito partido en el Arena do Gremio entre River Plate y Gremio. El cuadro argentino, finalista de la Libertadores 2018 cuando menos parecía posible. Borré de cabeza y Pity Martínez de penal, los autores de la remontada

El partido tiene muchas partes para analizar. En primer lugar, Marcelo Gallardo aprendió de lo sucedido en Buenos Aires semana atrás. Sus dirigidos entendieron lo que tenían que realizar sobre el terreno de juego: moverse constantemente para encontrar líneas de pase. Claro, esa tarea dependió de lo precisos y finos y que estuviesen Nacho Fernández y Juan “Fer” Quintero.

Durante la primera parte River Plate fue amplio dominador, generando situaciones claras de gol pero sin convertirlas. Nacho Fernández entre los dos encargados de darle juego al equipo, fue de los que más impreciso estuvo. Eso River Plate lo sintió.

Un hecho importante fue la salida de Ponzio, capitán de River por lesión. Ingresó Enzo Pérez a os 24′. Ahí River perdió un poco de control del medio campo a partir de la recuperación. Encima, Enzo se hizo amonestar a los 31′.

River Plate final libertadores 2018

 

Sin embargo, el gol vino por una jugada aislada. A los 36′ luego de un tiro de esquina mal cobrado con rebote hacia la media luna del área, Leonardo Gomes remató. Gol que se le coló a Armani por su derecha. Nada que hacer.

Así, al descanso.

Pity Martínez ingresó para darle dinámica y verticalidad a la ofensiva. A pesar de esto, Gremio hizo lo posible por destruir el juego del cuadro argentino. A partir de jugadas de roce, fouls, y dejándose caer en el piso por supuestos calambres o cansancio, a los 69′, lo consiguió.

Los dirigidos por Matías Biscay (Gallardo por sanción desde la tribuna), con la salida de Quintero por Pity Martínez perdió en la gestación. Se saltó este momento del juego y empezó a ser más directo.

Lo que parecía imposible a los 81′, comenzó a suceder. Tras un centro al área de más de 30 metros, Santos Borré logró cabecear para ponerle gusto colombiano a la noche. 1-1 a los 82′. Todo cambió.

Gremio de Porto Alegre tuvo que cambiar el chip: de defender a atacar. River Plate aún necesitaba un gol para obtener la clasificación. A los brasileños les alcanzaba para ser finalistas tras el 1-0 conseguido en Buenos Aires.

En el fútbol suele existir una frase hecha: no hay justicia. En este partido el VAR actuó y dio la sensación de que puede haberla cuando es bien aplicada. El árbitro no vio una mano clara y la video asistencia se hizo cargo.

Pity Martínez fue el encargado de cobrar de zurda y al palo derecho del arquero.

13′ minutos de agregado tras la pérdida de tiempo en la previa del tiro de penal.

River Plate aguantó y consiguió lo que en un momento fue imposible. Con amor propio y por el VAR el cuadro “Millonario” está en la final de la Libertadores 2018.

@conmebol