logo luis
SOBRE LUIS
Periodista y entrenador infanto juvenil venezolano ATFA. Actualmente en Buenos Aires, Argentina, en constante desarrollo profesional. Trabajo con Gol de Vestuario AM 1240 Cadena Uno. Viajar es la mejor inversión y qué mejor que de la mano del deporte, mi gran pasión. Bienvenidos a mi forma de ver las cosas, bienvenidos a mi forma de ver el deporte, principalmente fútbol.
CONTACTO
Conectate con:
Saturday / August 17.

De Súper Final a bochorno mundial: la Conmebol y Argentina, expuestas

La Super Final del Bochorno

La Super Final de Copa Libertadores 2018 ha quedado manchada tras lo sucedido el 24 de noviembre en la vuelta en el Monumental independientemente de su desenlace final.

Hoy por hoy, sea River Plate o Boca Juniors el campeón la verdad es que poco importa. La conclusión luego de los hechos de violencia es que estamos lejos de ser una sociedad tolerante con el contexto que nos rodea.

Son muchos los adjetivos que pueden categorizar a esta Super Final entre River Plate y Boca Juniors.  Vergonzosa, paupérrima y desvirtuada son algunos de ellos.

LEE: Boca Juniors vs River Plate no decepcionó en la final de ida

¿Es esto pasión?

La respuesta es sí, si se la ve con la mentalidad Argentina de vivir en un día a día avasallante, que consume y desgasta. Esa dinámica a todo ritmo (ATR según la jerga coloquial) es la que lleva a este tipo de comportamientos. Por supuesto mezclado con un montón de problemas sociales que no son ajenos a estas formas de relacionarse. Como por ejemplo la educación, falta de contención en los hogares, entre otros.

No entendemos al fútbol como un deporte para unificar sino más bien para destruir. Son las gradas, esas donde los hinchas se juntan para “alentar” ó en la mayoría de las oportunidades, para humillar al rival, en donde cada quien va a desahogarse de la agobiante rutina semanal.

Muchos usan los 90′ minutos como terapia propia, es la verdad.

La realidad marca que la verdadera pasión del fútbol se vive de otra forma. Al menos eso pienso yo sin ninguna camiseta puesta. El fútbol, como muchos otros, es un deporte de contención que puede servir, incluso para formar personas de bien, educar, y levantar a una sociedad. En la República Argentina lamentablemente pasa lo contrario: en vez de unir separa, en lugar de crear, destruye. Corre el tiempo y nada cambia.

Los principales apuntados en el tema es la inútil seguridad, los hinchas, el estado y por ende la sociedad. Todos cubiertos por la misma sábana.

La Súper Final, fuera de contexto y sin argumentos para seducir, de vuelta, al verdadero hincha futbolero.